Autoestima

11febrero, 2016

CUANDO EL AMOR LLAMA A LA PUERTA. ¿Qué ocurre?

Por |11 febrero, 2016|Autoestima, Inteligencia emocional, Sexualidad|Sin comentarios

amor cerebral

El día de San Valentín todos hablamos sobre él, el amor, pero ¿Qué es el amor? Placer, deseo, locura, belleza, cuerpo, alma, sexo, descarga orgásmica, felicidad, seducción, pasión…

Pues el amor es la emoción más compleja e irracional que existe, donde se unen biología, psicología, educación, sociedad y revolucionan todo un cuerpo y un cerebro en el que se alteran hormonas que nos hacen verlo todo de otra manera. Para entenderlo mejor vamos a analizar el amor desde un punto de vista biológico y psicológico.

Lo que sentimos cuando estamos enamorados es muy parecido a lo que se siente bajo los efectos de una droga, al menos biológicamente hablando, nos desborda de energía y hace que todo fluya con más libertad. Se sufre tal desequilibrio hormonal que el organismo comienza a producir las sustancias químicas que necesita en grandes cantidades: catecolaminas, dopamina, oxitocina (euforizantes), serotonina (inhibidores) etc.  estos son pequeños elixires capaces de crearnos todas estas sensaciones de pasión, atracción, etc. al mismo tiempo. Se activan hasta 12 áreas de tu cerebro.  Pero, ¿qué ocurre cuando ya no tenemos cerca ese estímulo, esa persona que nos acelera todo los ritmos corporales? Todo esto desaparece, produciéndose un estado de carencia, depresión, y tiene las mismas características del “mono” o síndrome de abstinencia. Para superar este estado la persona tiene deseos constantes de buscar a la persona amada o algo que le relacione con ella.

¿Qué os parece? Es raro pensar que todo lo que sentimos cuando estamos enamorad@s es por unas pequeñas sustancias químicas de nuestro cuerpo ¿verdad?

media-naranja-o-manzanaAdemás en la parte psicológica suceden otros muchos cambios tanto a la hora de racionalizar las situaciones a las que nos enfrentamos, como a la de comportarnos. Desde nuestra infancia nos enseñan a creer en los cuentos de hadas, en la persona perfecta y en las medias naranjas. Y lo que yo siempre digo, no somos medas naranjas sino naranjas enteras que ruedan alrededor del mundo.

Cuando nos enamoramos somos los seres más locos de la Tierra porque no racionalizamos nada, idealizamos a la persona amada (sin ver sus defectos), somos fetichistas (obsesión por las fotos, regalos, objetos relacionados con el estímulo deseado), deseo de fusión e intimidad, pérdida de la propia identidad, estados alternativos de euforia-depresión, dependencia… Esto es todo lo bueno y lo malo del amor, pero ¿qué pasa cuando todas estas sensaciones se pasan?

Según varios estudios, este sentimiento de amor dura hasta 2 años y medio, y ¿qué ocurre cuando nos abandona? Hablaremos cuando se pase San Valentín, para no estropear este día con desamores, que al fin y al cabo demostrar nuestro amor, cariño y afecto por otras personas, animales o cosas es siempre beneficioso para nuestra salud física y psicológica!

¡VIVA EL AMOR!

 

20octubre, 2015

Si te dices que eres guay, serás más guay todavía.

Por |20 octubre, 2015|Autoestima, Habilidades sociales, Terapia cognitivo-conductual|Sin comentarios

portada de autoestima

¿Eres guay? ¿Te lo dices? ¿Se lo dices a los demás? ¿Te valoras positivamente? Si te tuvieras que dar una nota de 0 a 10 como persona, teniendo en cuenta todos los ámbitos en los que te desenvuelves ¿estarías aprobado/a? Si las respuestas a estas preguntas es NO, léete este artículo sobre la autoestima.

La autoestima es el concepto que tenemos de nuestra valía. Es un conjunto de pensamientos, sentimientos, sensaciones y experiencias que hemos ido desarrollando a lo largo de nuestra vida.

  • Características de una persona con baja autoestima: falta de asertividad, dependencia emocional, exceso de críticas hacia los demás y hacia ellos/as mismos/as, sensibles a las críticas, poco sociables…
  • Características de una persona con alta autoestima: personas asertivas, personas realistas y positivas, afrontan los errores como aprendizaje, valora tanto las capacidades y habilidades como las limitaciones, buenas relaciones sociales…

Desde que somos pequeños nuestra autoestima se va formando, sobre todo a partir de los 5 o 6 años y cuando somos adolescentes es cuando decimos que tenemos formada nuestra autoestima, nuestra personalidad. El desarrollo de una buena autoestima es muy importante ya que afecta a todos los ámbitos de nuestra vida, por eso es una de las bases en el tratamiento psicológico de cualquier trastorno o problema psicológico. Y no nos confundamos, alta autoestima NO es sinónimo de prepotencia, egoísta o chulería, todo lo contrario, significa salud psicológica y social a todos los niveles.

Qué hacer para mejorar nuestra autoestima:

  • Elimina los pensamientos negativos.
  • No tomes tan a pecho los comentarios negativos de otras personas.
  • En la medida de lo posible, trata de ayudar a alguien, te hará sentir bien.
  • Sonríe el máximo tiempo posible.
  • Entrénate en habilidades sociales y asertividad.
  • Reconoce tus propios logros y prémiate por ellos, cada noche al irte a la cama.

De ahí el título del artículo: SI TE DICES QUE ERES GUAY, SERÁS MÁS GUAY TODAVÍA. Frase del niño terremoto de la televisión Bart Simpson, personaje que aunque a veces su autoestima esté en duda, pero sabe premiarse por todas y cada una de sus travesuras (para él logros).

La dosis recomendada para aumentar la autoestima es reforzarse al menos 3 veces al día, lo que hará que seas más guay porque serás una persona más segura, asertiva y alegre. INTÉNTALO TÚ!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR